El Paro de la CGT también se hizo sentir con fuerza en el interior

En Córdoba, los colectivos urbanos e interurbanos no funcionaron, mientras que por la falta de recolección de residuos se pudo ver basura acumulada en las calles y los bancos permanecieron cerrados.
En el centro de la ciudad, la mayoría de los locales no levantaron sus persianas para la atención al público, al igual que sucedió en los colegios estatales, donde el paro se sintió más que en los privados.
En los barrios residenciales de la capital provincial, los comercios funcionaron con cierta normalidad mientra que en el interior de la provincia, salvo por los bancos y las escuelas públicas, el resto de las actividades se desarrollaron con normalidad.
En tanto, en Rosario la medida de fuerza se hizo sentir con contundencia en los bancos, bares, restaurantes, complejos de cines, estaciones de servicio y cabinas de peajes de toda la ciudad y hubo una significativa movilización, informó el diario La Capital.
El cruce de las peatonales Córdoba y San Martín, corazón del microcentro comercial de Rosario, fue el punto de encuentro de una manifestación de los gremios agrupados en el Movimiento Sindical de Rosario, que realizaron allí un acto del que participaron también organizaciones políticas y estudiantiles.
Por otra parte, en Tucumán no circuló ninguna de las líneas de colectivos urbanas, metropolitanas, rurales ni de larga distancia en ninguna ciudad, pero en la capital hubo varios comercios que abrieron, aunque vendieron poco según los testimonios recogidos por la prensa local.
No abrieron los bancos, ni las escuelas pero sí muchos de los bares y restoranes de la ciudad que buscaron aprovechar el movimiento de gente en la calle, aunque al igual que los comercios, no tuvieron un buen nivel de ventas.
Al mediodía se llevó a cabo una movilización de sindicatos y organizaciones sociales a la Plaza Independencia, para expresar su rechazo a la política económica del Gobierno nacional.
En la Patagonia el paro general se sintió no sólo en la paralización de la mayoría de los comercios y servicios públicos, sino también en las diversas marchas, cortes de ruta y ollas populares que se realizaron en la región.
A primeras horas de la mañana, en la provincia de Neuquén, trabajadores estatales cortaron la Ruta 22 en Plaza Huincul y la CTA encabezó una marcha al monumento a San Martín, donde se realizó una olla popular de la que participaron organizaciones de desocupados y partidos políticos.
En General Roca, Río Negro, las calles amanecieron desiertas mientras que en Bariloche hubo quema de cubiertas, distribución de panfletos y basura en las calles del centro cívico, como consecuencia de la paralización de la recolección de residuos.
También en Mendoza los micros funcionaron con frecuencias reducidas y en las escuelas hubo pocos alumnos, mientras que no hubo bancos y el aeropuerto Francisco Gabrielli estuvo casi paralizado, en tanto que miles de manifestantes gremiales se sumaron a la medida de fuerza marchando por el centro de la ciudad.
Por otra parte, en la provincia de Jujuy el paro convocado por la CGT paralizó la circulación de colectivos de línea y de larga distancia, mientras que los comercios abrieron sus puertas de manera parcial.
Las escuelas públicas y privadas no funcionaron debido a la adhesión de todos los gremios de la educación; los hospitales funcionaron solo con guardias y el Sindicato de Obreros Municipales (SEOM) cortó los accesos a la Municipalidad de la capital provincial, en Avenida El Éxodo.
En Catamarca, en tanto, el paro se sintió principalmente en los transportes, tanto públicos como privados, y paralizó la actividad de varios negocios.
Los hospitales mantuvieron una planta limitada y algunos debieron cerrar por falta de personal, mientras que Aerolíneas Argentinas reprogramó todos los vuelos que tenía previstos para la jornada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
1
Hola! 👏 En que te podemos ayudar?