La Armada negó un conflicto con un buque argentino en cercanías de las Islas Malvinas

Mediante un comunicado, la Armada Argentina señaló que el ARA Puerto Deseado, propiedad del CONICET, se encontraba desarrollando una campaña de investigación científica marina en 167 kilómetros de las Islas Malvinas y se acercó al archipiélago para evitar “un temporal con olas de gran altura y viento de popa”.
Según informó la fuerza naval, “a raíz de las malas condiciones meteorológicas el buque tuvo que dirigirse con rumbo norte en dirección a Islas Malvinas” y que “esta situación fue informada el mismo día por el Área Naval Austral (Ushuaia) a las Islas Malvinas”, comunicación que “fue recibida y agradecida“.
Esa comunicación a las Islas Malvinas se realizó para cumplir con el Acuerdo de Madrid II firmado por la Argentina y el Reino Unido, que establece que los gobiernos de ambos países deben notificarse con 48 horas de anticipación cuando naves de combate se acerquen a menos de 28 kilómetros de sus respectivas costas.
Si bien el BHPD (ARA Puerto Deseado) no se encuentra encasillado en esta disposición porque es un buque de investigación científica, la Armada informó esta situación sin registrarse ningún tipo de incidente”, señaló el comunicado.
De esta manera, la Armada rechazó una versión publicada por algunos medios británicos como el portal The Telegraph, que señaló que el 2 de septiembre “una nave argentina fue sorprendida” en las aguas de las Islas Malvinas “fisgoneando por petróleo“, información que atribuyó a la Royal Navy (Armada británica).
La publicación señaló que el ARA Puerto Deseado había “apagado su sistema de detección satelital” y que el buque militar HMS Clyde del Reino Unido quien interceptó y monitoreó los movimientos de la nave argentina, que “se retiró y volvió a encender su sistema de rastreo” y volvió al puerto al día siguiente.
No obstante, el mismo artículo señala que Nick Childs, del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos “dijo que fue un incidente menor que forma parte de la naturaleza de las operaciones marítimas“.
Por otra parte, el artículo de The Telegraph citó a “un vocero del Ministerio de Defensa” del Reino Unido quien, siempre según la publicación, afirmó: “Fue una actividad inusual más que ilegal o de confrontación. Estamos cómodos con que buques trabajen en esa área, pero fue el curso y la velocidad (de la nave argentina) hacia las Islas lo que fue inusual”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
1
Hola! 👏 En que te podemos ayudar?